Evidencias de Cristo Creciendo – Pastor Sahir Akel

“A medida que Cristo crece en nosotros, comienzan a manifestarse ciertas Evidencias de este avance”

“Es imposible permanecer en el mismo estado Espiritual, Emocional y Racional, cuando Cristo crece. Si esto ocurriera, deberíamos observar con discernimiento Espiritual, en dónde fundamentamos nuestro crecimiento”

Esto nos lleva a comprender que, así como el Crecimiento de Cristo en una persona deja evidencias, también la falta de ese crecimiento dejará evidencias; secuelas tan profundas, que muchas personas no logran reparar a través de los años.

Evidencias y Secuelas de no Crecer Cristo en una persona.

Recordemos las palabras de Pablo en 2 Timoteo 3:6-7 | RV60: “Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad

Sin dudas, parece despectivo el calificativo “mujercillas”; de alguna manera, pareciera que Pablo las está discriminando. Sin embargo, no lo está haciendo; está calificando el estado espiritual.

Espiritualmente hablando, la falta de que Cristo Crezca nos pone en una condición vulnerable; de tal manera que, el resultado es “siempre aprender, pero nunca lograr que la Verdad se establezca para el Avance de Cristo”.

¿Cuáles eran las evidencias espirituales por la falta del Crecimiento de Cristo en estas mujeres?

Primero: “Una mente cautiva”.

La Palabra “Cautivo”, en el original bíblico, significa “Ser Capturado”, “Ser prisionero”.

Hermanos, “Este es el estado espiritual de la mente de una persona que no permite a Cristo crecer. Vive prisionero, cautivo a un sistema de pecado que no le permite tener visión espiritual, otorgándole a la razón el dominio de las decisiones y por consecuencia somete a cautividad a la Fe, sofocándola y cerrando los oídos a la Voz de Dios”.

Sin embargo, cuando Cristo Crece, se hacen reales las palabras en Efesios 4:8|RV60; “Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres.”

“Cuando Cristo Crece, no existe ningún tipo de cautiverio que pueda capturar nuestra mente, porque logramos ser absorbidos por la mente de Cristo”

Segundo: “Una Vida cargada de Pecado”.

Las Escrituras dicen que, “Estas mujeres estaban cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias

Deberíamos detenernos en lo que significa “estar cargado de pecado”. No podemos perder el tiempo haciendo foco sobre un pecado en particular, sino mas bien, encontrar la raíz del pecado enquistado en la naturaleza del ser humano. Estas mujeres tenían la característica de ser “ingenuas y débiles en cuanto al conocimiento de la Verdad y como resultado de esto, quedaron agobiadas en la culpa emocional y espiritual”.

Hermanos, “Esta es una de las peores condiciones en la vida de un creyente. Porque todo lo que hace, lo que escucha o lo que siente, permanece sujeto al crecimiento continuo del pecado y no de Cristo”

Tercero: “Una falta de entendimiento de la Verdad”.

Lo único que establece a un creyente en Cristo es, “Un encuentro con la Verdad”. La verdad debe ser revelada para ser entendida. No puede ser solo oída y leída. Si no hay una revelación del Espíritu Santo sobre la Verdad; puedo leer y escuchar, pero siempre estaré en el mismo lugar.

Estas mujeres, “siempre estaban aprendiendo, pero nunca llegando…”. Este es uno de los peores círculos viciosos en el que muchos están sumergidos, pero, permítanme profetizar; “Hoy será destruido este circulo de engaño y maldad; para que Cristo crezca con mayor

Evidencia y progreso de Transformación cuando Cristo Crece en una persona.

Dice Filipenses 2:25 | NTV “Mientras tanto, pensé que debería enviarles de vuelta a Epafrodito. Él es un verdadero hermano, colaborador y compañero de lucha. Además, fue el mensajero de ustedes para ayudarme en mi necesidad”.

“Es extraordinario leer estas palabras, porque podemos entender que, como todo engaño es erradicado cuando Cristo Crece”

Observemos algo interesante aquí: “Epafrodito, es un nombre griego. La familia de él era griega y probablemente, le pusieron ese nombre por la proyección generacional que hicieron en él”

Epafrodito del griego significa: “Ep”, quiere decir “Para”, y “Afrodito”, significa “Afrodita”, conocida como “Venus” para los romanos, considerada como la “diosa del amor” 

Así que su Nombre significa: “Para la diosa Afrodita”.

Puede ser que sus padres, siendo griegos le hubiesen dado dicho nombre pensando, o deseando que, Epafrodito se hubiese dedicado al servicio del templo de Afrodita. La proyección que tenían con él como generación, estaba totalmente pervertida.

Sin embargo, Dios lo toma de esa proyección y lo convierte en alguien totalmente dedicado a Dios. Rompiendo de esta manera, un sistema corrupto en su generación para establecer la Vida de Dios y dejar la Evidencias de lo que sucede cuando Cristo crece en alguien. De tal manera que, Pablo nos describe esas evidencia, que a mi entender, es la Iglesia que Dios está levantando en esta generación.

Primero: lo define como, “Un verdadero hermano”: ¿Quién es un verdadero hermano? “No necesariamente el que vemos todo el tiempo haciendo cosas en el ámbito de la Iglesia” … Tal vez pueda serlo, pero la característica principal de un Verdadero Hermano no tan solo es el Servicio; sino, “aquel que rindió su vida a la Verdad y dio evidencias de eso. Aquel que permite ser gobernado por la Verdad”

“Un varadero hermano, jamás será el promotor del engaño, la traición o dolor en el ámbito de la Iglesia. Porque Cristo Crece y Crecerá en los Verdaderos”.

Segundo: Lo define como, “Colaborador”.

¿Quién es un Colaborador? La palabra “Colaborador”, proviene de la palabra griega “Sunergos”, que significa, “Quien ayuda de manera idónea”. Es decir, “un Colaborador es aquel que trabaja de la misma manera que la persona que lo envía. Es un reflejo fiel. Es de un mismo sentir, de una misma Fe, de un mismo Amor”

Hermanos, “Quien colabora, no daña. Quien colabora no engaña. No busca ventajas personales. Porque comparte la misma Causa, porque deja a Cristo Crecer”.

Tercero: lo define como, “Compañero”. Esta tercera característica es maravillosa.

Es la Evidencia real de una “Vida de Comunión. De una Persona que permite a Cristo Crecer”.

El significado bíblico de la palabra “Compañero” es, “Unidos por un vínculo estrecho”.

Es decir, “el Compañerismo es mucho más que “dar una mano”. Es una persona convertida en alguien “necesaria” para la vida espiritual de los demás”. Para Pablo, Epafrodito era un compañero que lo consolaba.

“No existe otro Vínculo que nos vincule, solo Cristo” y si logramos entender esto, lograremos ver que, “ser compañeros”, al principio tiene que ver con compartir las mismas cosas, pero al final, cuando logramos madurar, somos compañeros por compartir la Vida de Cristo Creciendo. Estas Evidencias están creciendo tanto, que todo lo que creció y no pertenece a Cristo caerá. Nos preparamos para los tiempos de mayor Vida Espiritual, saludables y de constante disfrute.

Start typing and press Enter to search