Un Corazón Espiritual que todo lo ve desde lo Eterno – Pastor Sahir Akel

“Una de las cuestiones que sufrimos desde un tiempo hasta aquí, ha sido la modificación de la perspectiva desde donde vemos las cosas”. Éste no es un detalle menor en el desarrollo de la Vida de Dios y de nuestra relación con Él.

La Sanidad del Corazón Espiritual nos ayuda y trasforma profundamente la visión que tenemos de Dios y de las circunstancias que nos toca vivir.

Hermanos, “No es lo mismo ver desde un Corazón Espiritual Sano, que desde un Corazón gobernado por diferentes tipos de enfermedades”.

Hay ciertas enfermedades espirituales, que pertenecen a la vieja naturaleza, que pertenecen a ciertos aspectos de nuestra vida pasada que nublan la manera de ver y sujetan la visión espiritual a esas enfermedades.

Recuerdan las palabras de Jesús en Mateo 6:22-23 | NTV; “Tu ojo es como una lámpara que da luz a tu cuerpo. Cuando tu ojo está sano, todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo está enfermo, todo tu cuerpo está lleno de oscuridad. Y si la luz que crees tener en realidad es oscuridad, ¡qué densa es esa oscuridad!”.

Las palabras de Jesús encierran un alto contenido de restauración en cuanto a la manera que un hijo de Dios debe analizar las cosas y desde donde debe verlas.

Primero dice: “Tu ojo es como una lámpara que da luz a tu cuerpo”. Jesús no se está refiriendo al ojo natural; está hablando de la “vista espiritual”.

La vista espiritual, debe tener sanidad, porque produce “Luz al cuerpo”. Esta clase de Luz no es natural, es la “realidad de Cristo en nosotros”.

Entonces, de alguna manera, es como si Jesús estuviera diciendo, “Tu Visión genera una realidad que te gobernará. Una realidad que gobernará tus pensamientos y estos producirán más alumbramiento en el entendimiento o mayor ignorancia”

Segundo dice: “Cuando tu ojo está sano… cuando tu ojo está enfermo”: Jesús habla del estado de la Visión espiritual. ¿Cómo hace una persona para analizar una situación si su visión está enferma?

Aquí encontramos el valor que tiene mantener un Corazón Espiritual Sano.

Hermanos, “El interior de una persona enferma, todo lo analiza desde la enfermedad. Por consecuencia, cree que todas las personas que lo rodean están enfermas con la enfermedad que lo gobierna en su interior”.

Recuerdan las palabras de Tito 1:15 | RV60; “Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas”

La Sanidad Espiritual, como la Enfermedad, son determinantes. Todo lo que somos pasa por estos estados espirituales.

Tercero dice: “Y si la luz que crees tener en realidad es oscuridad, ¡qué densa es esa oscuridad!”. Estas no son palabras que nos condenan o amenazan, son palabras que contienen un sentido de profundo análisis personal.

Es cierto que Jesús se estaba refiriendo a los religiosos. Ellos fundamentaban todo en lo externo. Sin embargo, debemos tener en cuenta las expresiones de Jesús, “La luz que crees tener…” o en otras palabras… “el análisis que estás haciendo de la situación”, tal vez creas que es correcto, pero puede estar alejado de la Voluntad de Dios.

Recuerdan el Proverbio 3:7 | NTV, que dice, “No seas sabio en tu propia opinión…”. Nos habla de la aparente luz que tenemos al analizar una circunstancia, el tema es, que esa sabiduría está encerrada en mi opinión y no en la Voz de Dios. Cualquiera puede considerarse sabio para sí mismo, pero tal vez, no lo sea para Dios.

Hermanos, “Desde donde estamos mirando todo, determinará la clase de Sabiduría que nos conducirá”

Un Corazón Espiritual que ve desde lo Eterno, entiende todo desde otra perspectiva.

¿Qué significa ver desde lo Eterno? Significa, ver desde la Posición que tenemos en Cristo. Ver desde Sus ojos. Conocer desde Su Mente. Sentir desde Su sentir. Actuar desde Su naturaleza.

Por ejemplo, Ver desde lo Eterno, nos ayuda a considerar a las personas y a Dios correctamente.

Recuerdan 2 Corintios 5:16 | RV60; “De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así”

Esta palabra representa un Corazón Espiritual Transformado. Que fue dejando o renunciando a una manera de ver a las personas y a Dios. “Ya no los conocemos desde la Carne”

¿Qué significa conocer desde la carne? Puede significar la “primer experiencia”.

Es decir, “Nosotros no nos acercamos a Dios desde el espíritu o de una vida espiritual. La mayoría lo hicimos desde el “mundo de la razón”. A medida que fuimos creciendo en la Fe y entendiendo las Escrituras; fuimos dejando la “primera experiencia de conocimiento” para pasar a un “conocimiento más profundo y serio”.

Esto modifica la visión, de tal manera que, comenzamos a ver a Dios con una Visión Eterna. Dejando de cuestionarlo para Amarlo. “Conocerlo desde la Carne nos ha conducido a mucha inestabilidad”

Lo mismo ocurre con las personas. A veces nos cuesta identificar lo Eterno en otros, porque lo natural termina siendo tan fuerte que no podemos ver a Cristo en ellos. Por lo general, esa fue nuestra primera experiencia. Sin embargo, cuando comenzamos a ver desde lo Eterno, es el mismo Espíritu Santo quien nos dice aquello que debemos hacer. De quiénes nos tenemos que alejar y a quiénes nos debemos acercar.

Hermanos, “Por no salir de este tipo de conocimiento es por lo cual no avanzamos en la familia, en el matrimonio, con los hijos, en la Iglesia”. ¿Por qué? Porque todo lo vemos desde la carne y la familiaridad vulgariza la relación.

Recuerdan las palabras en Mateo 13:55-57 | PDT; “¿No es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su mamá María y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Acaso no están todas sus hermanas aquí con nosotros? Entonces, ¿de dónde sacó este toda esta sabiduría y poder? Y ellos no podían aceptarlo”.

¿Observamos? ¿Por qué no podían aceptarlo? Porque la mirada de ellos era desde un Corazón terrenal. Ellos buscaron lo terrenal de Jesús, al hacer referencia de la familia de Jesús; nos enseña como la familiaridad no nos permite acceder a lo Eterno.

“Cuando todo lo comenzamos a ver desde lo Eterno, todo tiene la perspectiva de Su Corazón”. “El camino que tenemos que recorrer no tiene una perspectiva humana, solo Eterna”

Start typing and press Enter to search