La Construcción Saludable del Corazón Espiritual – Pastor Sahir Akel

“Para Dios, siempre será más importante lo que somos que aquello que hacemos”

Es interesante detenernos en este pensamiento, porque sin dudas, a través del razonamiento humano pretendimos conquistar a Dios con acciones, antes de permitirle a Dios construir en nosotros un Corazón Espiritual saludable.

Esto le da sentido al porqué muchas personas, durante años hicieron “buenas Obras” pero no pudieron sostener su Vida espiritual. De hecho, muchas personas sirvieron a Dios fielmente, mientras veían desmoronarse su ser interior

La explicación que encuentro a esto es: “El énfasis sobre las acciones, sin tener cuidado el estado del Corazón Espiritual. En otras palabras, tratamos de sustituir con obras que llevan el nombre de Dios, la enfermedad de un Corazón que dejó de nutrirse de la Vida de Dios”

Hermanos, ¿Estamos diciendo con esto que es malo tener acciones buenas? No. Sin embargo, es importante comprender que las acciones para Dios son tenidas en cuenta cuando nacen de un Corazón Espiritual Transformado.

Recordemos las palabras Isaías 29:13 | NTV; “Este pueblo dice que me pertenece;
me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mí. Y la adoración que me dirige no es más que reglas humanas, aprendidas de memoria”

Observemos la enseñanza en este versículo. “El pueblo reconocía a Dios como el Dios de ellos. Lo adoraban y por consecuencia le Servían. Sin embargo, ellos no lo hacían desde un Corazón Espiritual, sino, desde reglas humanas aprendidas”.

Aquí encontramos el contraste entre la forma que “el hombre entiende por agradar a Dios y lo que significa para Dios ser honrado”.

Es decir, “A Dios lo honra las acciones, pero solo cuando estas son conducidas por Su Voluntad y no solamente por la buena intención del hombre”

Parecen duras estas palabras, pero debemos recordar Apocalipsis 2:2-5 | PDT; “Yo sé todo lo que haces, que trabajás duro y nunca te rindes, y que no aceptas a los malos. Has puesto a prueba a los que dicen ser apóstoles, pero en realidad no lo son y te has dado cuenta de que son sólo unos mentirosos. Sé que resistes con paciencia y que por mi causa has soportado el mal trato, sin darte por vencido. Pero tengo esto en tu contra: has dejado a un lado el amor que tenías al comienzo. Así que recuerda dónde estabas antes de caer. Cambia y haz lo que hacías al principio…”

Esta palabra tiene mucho que ver con la de Isaías. Dios está remarcando cómo las obras quedan y las intenciones son correctas; pero internamente, existe un avance profundo de la muerte en el Corazón Espiritual.

El reclamo del Señor parece injusto, sin embargo, cuando lo vemos desde el Cuidado del Corazón Espiritual, entendemos que, “no podemos perder la razón por la cual hacemos todo, es decir, Su Amor en nosotros como la Naturaleza que nos Gobierna”

Hermanos, “un Corazón Espiritual saludable, hará todo desde el Amor que lo gobierna y no del impulso temporal del parecer”

Dios quiere construir un Corazón Espiritual Saludable que contenga Su Forma.

Recuerdan el pasaje de Hechos 13:22 | NTV; “He encontrado en David, hijo de Isaí, a un hombre conforme a mi propio corazón; él hará todo lo que yo quiero que haga”

Tal vez, a simple vista no lo han notado, pero queda evidenciado aquello que “Dios está buscando y que clase de persona busca”. Es decir, Dios no busca alguien bueno, Dios busca alguien que logre tener la forma del Corazón de Dios.

Hermanos, “La construcción de un Corazón Espiritual consiste en descubrir que fuimos creados para poseer la Forma del Corazón de Dios”

¿Cómo se logra esto?

Es interesante detenernos en la palabra “Conforme”. Esta tiene dos significados muy interesantes. Uno de sus significados tiene que ver con mi voluntad y el otro con la Voluntad de Dios.

El primer significado, proviene de la palabra griega, “Susquematizo”; esta significa: “darse uno la forma de”. Justamente, este significado le da sentido al famoso pasaje de Romanos 12:2; “…No se conformen a este siglo”. En otras palabras, “No permitas que tu Corazón Espiritual tome la forma de una vida temporal, ficticia e inestable”

“A través de ciertos pensamientos desarrollados por las experiencias de la vida, todo nuestro Corazón Espiritual fue tomando la forma de algo superficial”

En contraste a esto, el segundo significado, proviene de la palabra griega, “Summorfizo”; esta significa, “Aquello que es Esencial en carácter y por ello completo o durable”.

Aquí encontramos el Corazón de Dios, como expresan las Escrituras al hacer referencia de Cristo cuando dicen en Hebreos 13:8 | RV60, “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”. El Corazón de Dios es de Carácter Eterno, que siempre está completo en Plenitud de Vida.

“Cuando tenemos un Encuentro real con Su Persona, nuestro Corazón Espiritual sufre un “shock”; todo el interior es confrontado en gran manera, por momentos se paraliza, sin embargo, luego vuelve a latir, pero ahora con la Vida de Dios…”

Hermanos, “Dios está mudando el estado del Corazón Espiritual, construyendo desde el inicio los fundamentos correctos para transformar el interior más profundo en una fuente de Salud y Vida, donde luego será derramada a las próximas generaciones”

Muchas personas encuentran lejana la posibilidad de lograr “tener un Corazón como Su Corazón”. Sin embargo, este es un engaño de la mente y la religión que lo fomentó.

David no tuvo la posibilidad de Ser Casa de Dios, nosotros sí. Esto es a través de la Gracia. Nuestro Corazón Espiritual imperfecto, termina siendo envuelto por Cristo, de tal manera que, En Su Amor y Gracia, somos presentados perfectos delante de Dios.

Hermanos, “Cada uno tenemos un Corazón con la forma de Dios, al ingresar a la Naturaleza de Cristo”

Dice Romanos 8:29-30 | MSG; “Dios sabía lo que hacía desde el principio. Decidió, desde el principio, modelar la vida de los que le aman en la misma línea que la vida de su Hijo. El Hijo es el primero en la línea de la humanidad que restauró. En él vemos la forma original y prevista de nuestras vidas. Después de que Dios tomó esa decisión de cómo debían ser sus hijos, siguió llamando a las personas por su nombre. Después de llamarlos por su nombre, los estableció sobre una base sólida con él. Y luego, después de establecerlos, se quedó con ellos hasta el final, completando gloriosamente lo que había comenzado”

“Cada uno de nosotros, poseemos el Corazón Espiritual de Dios por causa del Hijo. Nunca permitamos el no creer esto. Dios no utiliza la culpa para transformar el Corazón. Dios utiliza la Naturaleza de Su Amor para recordarnos que, si hoy estamos aquí, es porque nos Amó antes de que tuviéramos conciencia”

Start typing and press Enter to search