El Corazón Espiritual y la Transformación interna – Pastor Sahir Akel

“Es en la línea de largada en la carrera de la Fe, donde debo dejar mi corazón para ser tratado por Dios. La transformación del corazón nunca debería ser la meta del ser humano, sino el inicio, para que toda la carrera se fundamente en cumplir con Su Voluntad mucho más fielmente”

El Corazón Espiritual constituye el “todo del ser humano”. Bíblicamente, Dios ve el Corazón del hombre como el “Centro de la Vida del ser humano”. Es decir, toda la actividad mental y moral, incluyendo sus elementos racionales y emocionales, constituyen el Corazón Espiritual.

“Así como el corazón físico ocupa el lugar predominante en el sistema de vida, donde su actividad permite al ser humano ser. Así el Corazón Espiritual es el punto principal donde la Vida de Dios fluye para transformarnos a la Imagen del Hijo de Dios”

Hermanos, “El descuido del Corazón Espiritual o la falta de conocimiento de Su Función, se paga muy caro”.

Es tan importante el cuidado del Corazón Espiritual, que, de hecho, podremos tener más claridad sobre el pasaje conocido de Proverbios 4:23 | NTV, “Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida”

Quisiera hacer una observación aquí; la frase “Sobre todas las cosas”, nos está indicando algo totalitario. Es decir, “Sobre todo lo que tenemos o logramos, llámese familia, trabajo, amistades, recursos, debemos prestar mayor atención al cuidado del corazón”. ¿Por qué? Porque un corazón que esté descuidado, no logrará jamás ser la manifestación visible de la Vida de Dios en todo lo logrado.

“El rumbo de la vida”; incluye todo lo que hoy somos y lo que alcanzaremos en un futuro. Es decir, todo lo que representamos en el presente y generacional, permanecerá sujeto al cuidado del Corazón Espiritual.

Por esto decimos que “su descuido se paga caro”. Porque terminaremos entregando la Vida del Señor gobernándonos, a causa de la falta de conocimiento del valor que posee tener un Corazón Espiritual Sano.

Necesitamos abordar al menos dos corazas espirituales que se forman alrededor del Corazón Espiritual para enfermarlo.

El avance de las tinieblas no será sobre los asuntos temporales del ser humano, sino sobre su ser interior. Por ejemplo: “Al diablo no le importa mi trabajo, no le importa mis finanzas, solo se interesa cuando esto puede convertirse en herramienta útil para sembrar semillas de maldad en el Corazón Espiritual”.

“El diablo no trabaja para que nos vaya mal en la vida natural. Trabaja para que exista una desconexión del Corazón Espiritual del ser humano, con el Corazón de Dios. Todo lo que nos sucede, será el resultado de esto”

El diablo necesita sembrar semillas que formen corazas espirituales que recubran el Corazón Espiritual y de esta manera no podamos ser sensibles a la Voz de Dios.

¿Cuáles son estas corazas? Por ejemplo:

“La incredulidad”. ¿Qué produce la Incredulidad? Leamos Hebreos 3:12 | RV60; “Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo”

Literalmente, la incredulidad forma un corazón malo. Ahora, no nos referimos a una persona mala. Hay personas incrédulas que son maravillosas. Un corazón malo es aquel que todo el tiempo lo empuja a apartarse de la Vida de Dios. La incredulidad es una coraza fuerte de maldad que deforma la identidad Eterna que recibimos en Cristo, para formar una identidad temporal, creada por el contexto o clase de vida que nos tocó vivir.

“La dureza del corazón”. La dureza de Corazón oscurece el entendimiento, de modo que no veamos con sus ojos, ni sintamos con Su Corazón. Jesús, haciendo referencia al divorcio, expresa una realidad que refleja los grandes problemas del ser humano. Dice Mateo 19:8 | NTV; “Jesús contestó: Moisés permitió el divorcio solo como una concesión ante la dureza del corazón de ustedes, pero no fue la intención original de Dios”

Observemos algo interesante: “La dureza del corazón nos aleja de la intención original de Dios”

Hermanos, “Mientras permanezcan corazas rodeando el Corazón Espiritual, no podremos desarrollar una Vida Espiritual Saludable, no podremos avanzar en Su Voluntad, ni crecer en Su Propósito. Nos sucederá que, siempre estaremos resolviendo los mismos asuntos, creando círculos que no tienen inicio ni final.”

La importancia del Cuidado del Corazón Espiritual para la Transformación interna. ¿Cómo logro cuidarlo?

“Mediante la Comida Espiritual que ingresa”.

Mateo 15:17-20 | NTV; “Todo lo que comen pasa a través del estómago y luego termina en la cloaca, pero las palabras que ustedes dicen provienen del corazón; eso es lo que los contamina. Pues del corazón salen los malos pensamientos, el asesinato, el adulterio, toda inmoralidad sexual, el robo, la mentira y la calumnia. Esas cosas son las que los contaminan. Comer sin lavarse las manos nunca los contaminará”.

Hermanos, “La comida espiritual que ingresa en nosotros, es la que debe fortalecer nuestro Corazón Espiritual. Debemos comprender que, aunque existan buenas intenciones, ciertos mensajes que llevan el nombre de Dios, solo “hinchan, pero no nutren”.

¿Por qué después de permanecer tantos años en el Camino, todavía seguimos bajo el gobierno de pensamientos malos? Literalmente, por la falta de buen alimento o por la falta de atención a lo que ingresa en el interior.

“Hay ciertos alimentos que llevan el nombre de Dios, pero solo producen confusión, desorden y hasta vacío”

El Cuidado del Corazón Espiritual define quienes somos.

Esto lo entendemos en el Proverbio 23:7 | RV60; Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él…”

Sin dudas, “estamos definidos por aquello que gobierna el centro de nuestra vida”.

“Se emplearon muchos esfuerzos por modificar lo externo, descuidando de esta manera lo Esencial. La Transformación nace de un Corazón Espiritual que contiene la Forma del Corazón de Dios”

Start typing and press Enter to search