La transición de una Iglesia hacia la Plenitud de Su Voluntad – Pastor Sahir Akel

“Dios nos está conduciendo como Iglesia a una Gloria mayor. Este tiempo presente no ha sido en nada malo, porque nos ayuda a comprender la voluntad de Dios, como también, cuánto hemos aprendido y asimilado de Su Voluntad”

Dios no está en el asunto de “emparchar” para tratar de mejorar lo antiguo.

Recordemos las palabras de Jesús en Mateo 9:16 | RV60; “Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura”

Hermanos, “La falta de evolución en el entendimiento espiritual, nos condujo a la comodidad de mejorar permanentemente lo que debería morir” 

Sin embargo, esta clase de vida es mucho más trabajosa y por eso las personas se cansan. Porque todo el tiempo están poniendo “pequeños pedazos de telas nuevas, sobre la tela vieja.”

La analogía que encontramos en Mateo nos muestra algunos aspectos a considerar:

Primero: “Las clases de telas”. Esto hace la referencia al “pensamiento que gobierna mi mente y al pacto en el que vivo”. No existen tres tipos de pensamientos, solo dos. Uno es el pensamiento rígido que no comprende la Voluntad de Dios y permanece en su razón y comprensión; y otro es el pensamiento gobernado por la Mente de Cristo, que nos conduce constantemente a la sensibilidad de Su Voz para ser transformados desde adentro hacia afuera.

Segundo: “El esfuerzo humano por encima de la dependencia del Espíritu Santo”. El hecho de buscar un “remiendo nuevo”, determina una acción. Por ejemplo; para un problema nuevo que se presenta, ocasionado por lo viejo que no renunciamos, tratamos de buscar una solución nueva, pero para acomodar y seguir en lo viejo. Esta realidad, es la que sufren muchos hijos de Dios; “viven tratando de remendar algo que deben quitar, gastando esfuerzos, recursos, emociones, para luego a caer en lo mismo”

Hermanos, “Hasta que lo antiguo de mi mente no sea quitado, nunca participaré de la experiencia de la Vida de Dios y disfrutaré de Su Hermosa Voluntad”

Tercero: “La lógica y la Fe funcionando bien en la mente de Dios”. La expresión “Nadie”, demuestra a Jesús utilizando la “lógica” para hacernos crecer en la Fe y la Vida de Dios. 

Esto es muy interesante, porque la “lógica” no es enemiga de la Fe. 

La coherencia es necesaria, no para alcanzar cosas por fe, sino para lograr discernir, “en qué necesito fe y en qué coherencia”. Parafraseando las palabras de Jesús, es como si dijera; “no se necesita fe para solucionar algo que se resuelve con coherencia”

Esto me recuerda las palabras de Dios a Moisés. El Mismo Dios que estaba por hacer algo sobrenatural donde la lógica no podía intervenir; incentiva a Moisés a ser coherente junto al pueblo. Dice Éxodo 14:15 | NTV; Luego el Señor le dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha!

¿Podemos Observar? Dios usa la lógica para que el pueblo se active. No era momento de clamar a Dios, era momento de marchar. Pero esto lo comprendemos cuando “la lógica y la Fe, funcionan gobernadas en la Vida de Dios”.

“Si el pensamiento es antiguo, los parches de un nuevo pensamiento no solucionarán algo que tiene que ver con la esencia. Estaremos orando por aquello que se resuelve con coherencia y en contra partida, estaremos buscando entender con el razonamiento, aquello que solo funciona por la Fe”

Déjenme darles esta impresión: “Dios está en el asunto de una mudanza espiritual profunda de la Iglesia a la plenitud de Su Voluntad”

Por favor, comprendamos esto: Una iglesia que transiciona, no es la que solo cambia formas, sino la que se establece en una Nueva Naturaleza modificando por completo su primer estado; para permanecer en un estado espiritual completamente diferente.

¿Por qué muchos no logran esa transición en la mente? Por las costumbres asimiladas como verdades y la poca profundidad Espiritual para discernir aquello que es nacido de Dios y aquello que es nacido del hombre. 

Pablo nos brinda una palabra, extremadamente fuerte, pero liberadora a la vez. Mostrando uno de los temas más significativos del porqué las personas no logran esa mudanza espiritual.

Dice 2 Timoteo 3:7 | RV60; “ Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad”

Sin dudas, podemos hacer la comparación de “estas mujeres”, como “un tipo de iglesia” que no termina su transición a la Vida de Dios. 

La expresión “Siempre están aprendiendo”, nos muestra dos cosas: 

1. Que existe abundante Palabra.

2. Que hay un desprecio o poca profundidad hacia la Palabra.

Hermanos, “una Iglesia que siempre aprende, pero no profundiza; no puede llegar a la manifestación de la Verdad. Por consecuencia, entrará en un círculo vicioso que no tiene fin”

El problema no es “siempre aprender” … el problema es “no llegar”.

La frase; “Nunca llegan”, literalmente, demuestra la falta de progreso para establecernos en la verdad aprendida. 

Ahora, ¿Cuál es uno de los problemas de estar siempre aprendiendo y no llegar al conocimiento de la Verdad? Que se perderá el oído espiritual y por consecuencia la sensibilidad de lo que el Señor está haciendo por la Iglesia. 

Hermanos, “hay personas que consideran que Dios está esperando que pase todo para actuar. Pero esto no es así, Dios nunca dejó de actuar y de establecer Su Propósito Eterno en la tierra y en los hijos”

Solo cuando nuestra vida espiritual y corazón se rinden a Su Voluntad, puede comenzar esa mudanza o transición espiritual. Es necesario librarnos de todo peso que nos asedia, para correr hacia el supremo llamamiento que es en Cristo Jesús.

“Cuando el creyente entra en la transición de su propia voluntad, a la búsqueda profunda de Conocer Su Voluntad, su Vida será transformada para siempre…”

Start typing and press Enter to search