La Voluntad del Hijo y el Aumento de Su Vida – Pastor Sahir Akel

Permítanme comenzar con algunos pensamientos: 

“Lo único que debe aumentar en los hijos de Dios, es la Vida de Dios”.

“Dios nos conduce a Vivir en la Verdad, lograrlo, tiene que ver con que la Vida de Dios Aumente en nosotros a través de la Revelación y el conocimiento del Hijo de Dios por medio del Espíritu Santo”.

“El ser humano puede crecer en muchos aspectos de su vida personal y moral, pero si la Vida de Dios no es aquella que da el crecimiento, entonces, todo logro o virtud no tiene destino alguno”

Hermanos, “solo Dios puede producir un aumento de Su Vida en nosotros; a través del cumplimiento de Su Voluntad”

Todo gira en torno a Su Voluntad. Leamos el famoso pasaje de Romanos 12:2 | DHH, pero en esta versión particular, dice; “No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto”

Hermanos, “La mente del Hombre resiste la Voluntad de Dios porque ésta permanece sumergida bajo la muerte espiritual. Dejándonos como resultado una constante búsqueda de independencia de Dios. Ahora, el punto central es, “Dios solo se mueve conforme a lo que está dentro de Su Voluntad”

Me gustaría destacar algunos puntos de este versículo en Romanos, estos nos permitirán comprender el motivo del porqué el ser humano resiste la Voluntad de Dios: 

Primero: “Vivir según los criterios del tiempo presente”. 

La palabra “Criterio” se define como Opinión, juicio o decisión que se adopta sobre una cosa”. Entonces; ¿Qué significa “vivir bajo los criterios del tiempo presente”? Que los pensamientos del hombre permanecerán atados o sujetos a la realidad actual, no logrando ver lo que Dios Hizo, Hace y Hará. 

Hermanos, “Los criterios del tiempo presente, no incluyen a Dios, por el contrario, lo excluyen. El ser humano edifica su vida sin pensar en la Voluntad de Dios, sino, según sus criterios personales”

¿Cuáles son las evidencias del gobierno de los criterios del tiempo presente en un hijo de Dios? Se hace evidente cuando, por ejemplo, la Fe de un hijo de Dios no responde a la Voluntad de Dios, sino al temor producido por la realidad que lo rodea

He notado como la Fe de muchos, responde más al criterio del tiempo presente, al formato del pensamiento establecido por la incredulidad que, a la Voz de Dios por medio de Su Voluntad.

Otra evidencia la encontramos en la inestabilidad emocional. Esto no es por causa de un problema psicológico, esto es producto del gobierno de las emociones por encima de la vida del Espíritu. Los criterios del tiempo presente producen un efecto de inestabilidad profunda en los hijos de Dios, porque se entremezclan con la Voluntad de Dios. Liberando una batalla profunda en la mente o estructura de pensamiento de un hijo de Dios.

Segundo: “Vivir sin modificar el pensamiento”.

Si la Vida de Dios va en Aumento, es imposible que el pensamiento sea rígido, porque la Vida va en constante evolución de revelación. Es decir, cada día se debe abrir una mayor claridad sobre la Vida del Hijo de Dios en nosotros.

“El pensamiento rígido, enmudece a Dios y solo exalta la voz de la religión”

Este tipo de pensamiento, le da lugar a lo escrito en Efesios 4:18 | NTV; “…Tienen la mente llena de oscuridad; vagan lejos de la vida que Dios ofrece, porque cerraron la mente y endurecieron el corazón hacia él”

Vivir sin modificar el pensamiento, “cerrando así la mente”, nos conducirá en una perdida constante. Se perderá la Vida de Dios, se perderá la relación con Dios, se perderá la comunión con los hermanos, se perderá la Vida Saludable en la familia; porque este tipo de rigidez solo produce daño en nosotros.

¿Cómo logramos aceptar la voluntad de Dios?

Pablo habla en Romanos de “Comprobar”. Es muy interesante ver esta palabra entendiendo su esencia. La versión NVI, dice; “…Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios…”

“Comprobar” en su significado original es, “Probar”. Haciendo referencia a una “experiencia muy personal”. Como también, a la “acción de comer o participar”.

Recuerdan las palabras de Jesús en Mateo 26:26 | NTV; “Mientras comían, Jesús tomó un poco de pan y lo bendijo. Luego lo partió en trozos, lo dio a sus discípulos y dijo: Tómenlo y cómanlo, porque esto es mi cuerpo…”

Esta palabra nos demuestra el comprobar y participar. En otras palabras, la voluntad de Dios, va mas allá de una explicación. No solo podemos decir, “hay que hacer la voluntad de Dios”. No alcanza esto. Debemos “participar” de manera intima y profunda, de tal manera que, la voluntad de Dios se convierta en una experiencia como la experiencia de “comer”.

Hermanos, ¿Cómo podremos pedirle a una persona que haga la voluntad de Dios, si no participa de manera intima en la Vida de Dios?

Las palabras dichas por Jesús en Mateo no son para “celebrar una santa cena”, son la invitación al ser humano de “meter a Cristo en lo mas profundo del ser, así como ingresa la comida o bebida en nuestro interior”.

¿Cómo logramos esto? Solo a través de un deseo ferviente y de una responsabilidad personal de querer conocer más de Su Voluntad. No hablamos de “conocer la voluntad de Dios hacia nosotros”, sino de conocer Su Voluntad Eterna. De buscar incasablemente en oración Su Voluntad.

Hermano, Si la Vida de Dios no va a en aumento, la Voluntad de Dios nos será distante.

Dice Juan 6:38 | NTV; “Pues he descendido del cielo para hacer la voluntad de Dios, quien me envió, no para hacer mi propia voluntad…”

En la Vida del Hijo era claro el motivo de Su Existencia. “Descendió para hacer la Voluntad de Dios”

A medida que la Vida de Dios Aumenta, Aumenta Su Voluntad y se nos revela por medio del Hijo de Dios. ¿Por qué? Porque el Hijo nació específicamente para hacer la Voluntad del Padre. Dejándonos el modelo perfecto para entender que, “un ser humano puede hacer Su Voluntad”. Lo humano, no es un limitante para buscar y conocer la Voluntad del Padre.

Start typing and press Enter to search