En Su Vida no hay daños – Pastor Sahir Akel

“A medida que nos sumergimos en Su Vida, aprendemos que no hay daño de ningún tipo en Ella”

“En Su Vida gobierna Su Amor y el Amor es la expresión máxima de Su Naturaleza”.

Esto lo entenderemos mejor al leer Romanos 5:8 | NTV; “…Pero Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores…”

¿Cuál fue la respuesta que recibimos por nuestro pecado? Su Expresión de Amor al Enviar a Su Hijo. Tal vez, la mente religiosa asimila el castigo como respuesta, pero en la Vida de Dios, nunca habrá daño.

La religión no ama al pecador; lo daña. Solo lo recibe para convertirlo en un “discípulo sometido a su servidumbre”. Como la religión carece de la Vida de Dios, no tiene poder para convertir a las personas en Hijos de Dios.

Son las palabras de Jesús al confrontar a los fariseos en Mateo 23:15 | NTV; “¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Pues cruzan tierra y mar para ganar un solo seguidor, ¡y luego lo convierten en un hijo del infierno dos veces peor que ustedes mismos!”

Deberíamos detenernos en la palabra “hipócrita”. Esta palabra hace referencia a “un actor que, con una careta, oculta su verdadera identidad actuando como si fuera otra persona”. La palabra hipócrita es de uso normal en medio de la sociedad que vivimos, pero en el ámbito de la Iglesia, jamás debería existir esta palabra.

Jesús literalmente, está dejando en evidencia la esencia de la religión. Es decir, “la religión demuestra externamente, la realidad que no gobierna el corazón. Ocultando de esta manera el veneno de muerte espiritual que existe en su esencia.”

La hipocresía que radica en la religión arrastra el Consuelo que debe existir en el ámbito de la Iglesia.

Recordemos las palabras en Gálatas 2:13 | NTV; “Como resultado, otros creyentes judíos imitaron la hipocresía de Pedro, e incluso Bernabé se dejó llevar por esa hipocresía”

Observemos cómo la mente religiosa arrastra a las personas que desean tener una fe sincera al engaño. Pero no solo eso, las Escrituras dicen que “imitaron la hipocresía”. Es decir, la religión se convierte en un “modelo de repetición”, donde las personas no son conscientes de lo que hacen, de tal manera que, asimilan como verdad una mentira o una actuación. Este engaño, desenfocó también a Bernabé. Recordemos que Bernabé significa; “Hijo de consolación”. La religión quita el Consuelo en medio de la Iglesia. Porque “El Consuelo es parte de la Vida de Dios”.

“En la Vida de Dios encontramos consuelo y Paz. Pero cuando la Vida de Dios es suplantada por la religión, solo encontraremos vacío y daño”

El Significado de la palabra “Consuelo” es; “Medicina que alivia el dolor”. Es decir, la religión daña de tal manera que no puede consolar. No puede ser una medicina de Dios para la vida espiritual del Creyente.

Es por esto por lo que, Jesús condena de manera categórica a los religiosos. Porque no eran “consuelo”; sino carga.

Observemos un detalle más, la biblia nos demuestra los efectos destructivos de la religión. Las palabras de Jesús son tan fuertes y verdaderas en el libro de Mateo; “… lo convierten en un hijo del infierno dos veces peor que ustedes mismos…”. En otras palabras, cuando un religioso muerto en la Vida de Dios le habla a otro de Dios, lo termina sometiendo a un estado de muerte espiritual que, la misma “religión es su dios”. La persona piensa que refleja a Dios, pero solo está reflejando las formas que aprendió de la religión.

La expresión “lo convierten en un hijo del infierno”; demuestra claramente que, aquello que nace de la religión contiene Muerte Eterna. Dándonos a entender que, “en la Vida de Dios no hay daño alguno, sino por el contrario, hay esperanza, paz, gozo y Cuidado Espiritual”

Santiago aborda el tema de la religión de manera increíble, él dice; “Si afirmas ser religioso, pero no controlas tu lengua, te engañas a ti mismo y tu religión no vale nada. La religión pura y verdadera a los ojos de Dios Padre consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas en sus aflicciones, y no dejar que el mundo te corrompa” | Santiago 1:26-27 | NTV

Santiago habla de una religión pura y verdadera, entonces, ¿La religión es buena? Santiago no está haciendo referencia a una denominación religiosa, sino a la actitud de alguien que se considera religioso. Está diciendo que, la Verdadera y Pura religión es aquella que no posee hipocresía. Es aquella que no produce daño con las palabras, por eso controla la lengua; y consuela al afligido, por eso ayuda a las viudas y los huérfanos.

“Santiago, está confrontando la hipocresía religiosa que exporta a la sociedad personas que ayudan y sonríen, pero no aman

Hermanos, en la Vida de Dios, no existe el daño de ningún tipo. Cuando escuchamos a personas decir que fueron dañadas en la Iglesia, es necesario comprender que, el daño nació del hombre religioso y no de la Vida de Dios.

Esto será necesario para no cerrar el corazón a la Vida de Dios. Siempre que seamos dañados por la religión, Dios dará otra oportunidad para poder conocerlo según la Gracia y no según la estructura de las formas.

El profeta Isaías lo grafica de una manera impresionante, dice; “Isaías 11:6-9 | NTV En ese día el lobo y el cordero vivirán juntos, y el leopardo se echará junto al cabrito. El ternero y el potro estarán seguros junto al león, y un niño pequeño los guiará a todos. La vaca pastará cerca del oso, el cachorro y el ternero se echarán juntos, y el león comerá heno como las vacas. El bebé jugará seguro cerca de la guarida de la cobra; así es, un niño pequeño meterá la mano en un nido de víboras mortales y no le pasará nada. En todo mi monte santo no habrá nada que destruya o haga daño, porque, así como las aguas llenan el mar, así también la tierra estará llena de gente que conocerá al Señor

“En todo mi monte (iglesia) no habrá nada que destruya o haga daño…”. Esta expresión habla tanto de Su Naturaleza de Amor y de Su Vida.

Hermanos, en Su Vida no hay títulos por encima de otros, cada uno ocupa un lugar y cada uno es necesario.

“Dios rechaza la religión de los hombres, porque usan su nombre, pero sin la esencia de Su Vida”

Start typing and press Enter to search