Consolados en medio del Dolor – Pastor Sahir Akel

“No debemos eternizar algo que tiene un tiempo señalado para su fin. El dolor que atravesamos no durará para siempre, porque fue diseñado para formar nuestro carácter y fortalecer nuestra fe”

“Razonar el dolor siempre nos conducirá a maltratar a Dios. Ciertas cuestiones que atravesamos no tienen explicación. Sin embargo, las Escrituras nos presentan el desafío de modificar la búsqueda de una explicación, por descubrir el Consuelo que existe en medio del dolor”

“El Consuelo es la medicina que alivia el dolor que nos toca atravesar. El Consuelo tiene en sí mismo, la fortaleza necesaria para atravesar el dolor hasta encontrarnos con la respuesta de Dios”

De hecho, son las propias palabras de Jesús que nos dan esperanza, dice Mateo 5:4 | DHH; “Dichosos los que sufren, porque serán consolados.”

Por supuesto que no estoy sugiriendo que sea agradable atravesar el dolor, ni que le pidamos a Dios pasar por dolor. Pero es una realidad que lo enfrentaremos y debemos ser lo suficientemente espirituales como para comprender el Propósito Eterno que existe en medio de las tormentas de la Vida.

Cuando Jesús dice “dichosos”. No hace referencia a lo “bueno que es sufrir”, sino a la extraordinaria posibilidad que se nos presenta de tener una “experiencia con Su Consuelo”. El Consuelo de Dios siempre será medicina para el ser humano.

La frase, “Serán consolados”, demuestra que el énfasis “no está puesto sobre el dolor, sino sobre el Consuelo”

Hermanos, “No queremos el dolor, pero lo atravesaremos”. La buena noticia es, que Experimentaremos Consuelo y de esta manera, conoceremos una parte de la Naturaleza del Señor necesaria para todos los tiempos que nos toquen vivir en la tierra.

Dice 1 Pedro 5:10 | NTV; “Entonces, después de que hayan sufrido un poco de tiempo, él los restaurará, los sostendrá, los fortalecerá y los afirmará sobre un fundamento sólido”

Las palabras de Pedro son directas. “Después de que hayan sufrido un poco de tiempo”. Pedro no esconde la realidad, pero tampoco se detiene en el dolor que nos toca atravesar, sino, lo minimiza.

¿Por qué? Porque la importancia está puesta sobre lo que sigue escribiendo, “…Él los restaurará, los sostendrá, los fortalecerá y los afirmará sobre un fundamento sólido”

¿Qué hay después del dolor? Restauración. Sustento. Fortaleza y Fundamento Sólido.

Hermanos, La mente siempre dirá lo contrario a lo que dicen las Escrituras. Mientras la mente nos dice; “no vas a salir”. las Escrituras nos dicen; “lo que sucederá después de este dolor, es algo maravillosamente impensado

¿Por qué es importante comprender sobre Consuelo? Porque el Consuelo está relacionado a la Vida del Espíritu Santo.

Las mismas Escrituras dicen en Juan 14:16-17 | NVI; “Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre: el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes”

Las palabras de Jesús son intencionales. (el Padre) les dará otro consolador”

El consuelo estaba representado en Jesús, pero al irse, ellos fueron invadidos por un sentir de orfandad. De lo cual, el Señor no permitió que avanzara al decirles, “viene Otro a tomar mi lugar”. El Espíritu Santo, es el Consuelo permanente en los Hijos de Dios.

Hermanos, En el diseño Eterno, el dolor sirve para afirmarnos en Dios, no para separarnos de Él y destruirnos”

Sin dudas, “Seremos consolados en medio de lo que estamos atravesando. El dolor será real, pero Su Consuelo también”

La historia va a cambiar.

Dice 2 corintios 1:3-7 | NTV; “Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo. Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros. Pues, cuanto más sufrimos por Cristo, tanto más Dios nos colmará de su consuelo por medio de Cristo. Aun cuando estamos abrumados por dificultades, ¡es para el consuelo y la salvación de ustedes! Pues, cuando nosotros somos consolados, ciertamente los consolaremos a ustedes. Entonces podrán soportar con paciencia los mismos sufrimientos que nosotros. Tenemos la plena confianza de que, al participar ustedes de nuestros sufrimientos, también tendrán parte del consuelo que Dios nos da”

Sin dudas, Pablo presenta el “Consuelo como una herramienta espiritual que fortalece a los hijos de Dios”. Muestra al Consuelo, como un instrumento que sana nuestro interior pero que al mismo tiempo podemos utilizarlo para sanar a los demás.

Hermanos, “Todo lo que es nacido en el Reino de Dios tiene esta característica. Es decir, la característica de producir sanidad en el ser humano”

Pablo en Corintios, utiliza tres veces la palabra “dificultad y tres veces la palabra sufrimiento”; pero a todas ellas las encierra dentro del Consuelo.

Esto es muy alentador, porque de alguna manera, las Escrituras nos están sugiriendo que, “no importa lo que pasemos, todo permanecerá bajo el control del Consuelo de Dios”. Es decir, cuando las dificultades o sufrimientos, nos dejen una herida, será el mismo Consuelo de Dios que opera en los Hijos, que traerá medicina para sanidad.

Por favor, detengámonos en algunas frases de Corintios:

“Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo”

“Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros”

“Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros”

“Cuanto más sufrimos por Cristo, tanto más Dios nos colmará de su consuelo por medio de Cristo”

“Cuando estamos abrumados por dificultades, ¡es para el consuelo y la salvación”

“Cuando nosotros somos consolados, ciertamente los consolaremos a ustedes”

Tenemos la plena confianza de que, al participar ustedes de nuestros sufrimientos, también tendrán parte del consuelo que Dios nos da”

Al leer estas palabras, entenderemos la necesidad de tener una experiencia con Cristo, porque de esta manera encontraremos Su Consuelo y es en el mismo Consuelo que se minimizará el dolor.

¿Por qué Cristo es la Fuente de mi Consuelo?

Recordemos Isaías 53:3 | NTV; “Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo”

Alguien que experimentó los dolores más profundos, y aún así, prosiguió a la meta, es Alguien digno de confiar. Alguien a Quien le puedo creer. Alguien que me da la Seguridad que detrás de todo sufrimiento, Su Consuelo será seguro.

“Este dolor, es temporal, pero el Consuelo es Permanente. Dios Consuela, porque Él es la fuente de Consuelo. La tribulación que nos toca pasar nunca fue un impedimento para Dios para consolarnos. Nunca debemos centrarnos en el dolor, sino, en la magnitud de Su Consuelo”

Start typing and press Enter to search